La era de las notificaciones telemáticas

Comunicaciones

Tanto la Agencia Tributaria como la Seguridad Social están por la labor de implantar el sistema de las notificaciones telemáticas con carácter obligatorio para una gran mayoría de contribuyentes.
Aunque las consecuencias y el modo de implantación es parecido hay algunas diferencias que cabría reseñar.
Hacienda va en cabeza en la aplicación de este sistema y ya está comunicando por correo y de forma individual a cada contribuyente la notificación de la inclusión obligatoria en el sistema. A partir de dicha recepción ya no se enviarán más notificaciones por correo y los contribuyentes tendrán obligatoriamente que consultarlas por internet. Está claro que con ello se da por sentado que todas las empresas deberán disponer como mínimo de un ordenador y de acceso a internet y además tener solicitado e instalado un certificado electrónico reconocido por la AEAT para acceder a las notificaciones. Aunque la agencia tributaria brinda la posibilidad, compatible con la anterior, de que dichas notificaciones sean recibidas por un tercero a quien el interesado haya apoderado expresamente para su recepción. En la sede electrónica las notificaciones permanecerán un periodo de diez días, transcurridos los mismos sino han sido consultadas o bien rechazadas desaparecerán y se darán por notificadas al contribuyente. Por ello es importante que a partir del momento de la recepción de la inclusión en el sistema el interesado o apoderado (en su caso) acceda a la Dirección Electrónica Habilitada (DEH) e informe como mínimo de una o dos cuentas de correo electrónico donde la AEAT dará aviso del envio de notificaciones electrónicas. (Cabe señalar que no da fe de la recepción de la notificación ya que para ello hace falta firmarla con el certificado electrónico).
En cuanto a la Seguridad Social de momento tan sólo hay unas 150 empresas en la provincia de Barcelona que están adscritas y probando el funcionamiento del sistema de notificaciones electrónicas. La operativa será similar a la de la AEAT con la sustancial diferencia que “al parecer” la SS no enviará notificaciones individuales de inclusión al sistema sino que en el momento en que se apruebe serán los autorizados al sistema red los que por defecto sean los obligados a la recepción de las notificaciones. Dichos autorizados, en el caso de no ser la propia empresa, serán los encargados de comunicar al interesado las notificaciones con toda la responsabilidad que conlleva. Cabe aclarar que los contribuyentes podrán declinar, de forma expresa, que sean los autorizados al sistema red los que reciban las notificaciones y nombrarse ellos mismos.
En cuanto al procedimiento de notificación se entenderán rechazadas las notificaciones cuando existiendo la constancia de la puesta a disposición del interesado transcurran 10m días naturales sin que se acceda a su contenido. Dichas notificaciones se practicarán entonces exclusivamente en el Tablón Edictal de la Seguridad Social situado en su sede electrónica. Transcurridos 20 días naturales desde la publicación las notificaciones se entenderán practicadas a todos los efectos.

Deja una respuesta